¡Vestidos a medida por Miri Schot!

Cada vez existen más opciones de vestidos de novias listos para usar ( Ready to wear) para quienes dicen que no se pueden imaginar algo hasta que no lo ven o los consideran más prácticos/económicos. Pero sigue habiendo gran demanda por el tradicional vestido a medida.

Hoy entrevistamos a Miri Schot, la diseñadora de Dress, para saber qué tener en cuenta a la hora de elegir con quién hacerse un vestido a medida.


Si bien en su atelier cuenta con una selección de vestidos listos (los cuales sugiere nunca llevarlos tal cual del perchero sino personalizarlos para que reflejen a la novia) ella se especializa en la creación de modelos únicos a medida.


¿Qué es lo que una novia debe considerar para elegir con quién hacerse un vestido?

Para mí lo primordial es que quien diseñe te entienda. Siempre les digo a mis novias que lo importante es no disfrazarse de novia, sino ser una misma vestida para la ocasión. Esto es clave porque así se van a sentir mas cómodas y cuando vean las fotos en 30 años van a estar contentas con lo que usaron sin importar cual era la moda.

Me gusta cuando una chica se va de una entrevista y me dice cosas como “pegamos onda” o “no puedo creer que yo no tenía ni idea lo que quería y vos sin que lo diga entendiste tal cual lo que busco!”


¿Cómo guiás a las novias que no pueden imaginarse cómo va a quedar?

La clave es que se puedan probar. Es fundamental verse de blanco, las telas, la confección y la construcción. Nosotras tenemos muchos vestidos de muestra con los que jugamos a crear en la entrevista, los llenamos de alfileres, les intercambiamos detalles y así logramos ayudarlas a que se imaginen cómo podría ser. Cuando se prueban vestidos hechos pueden encontrar que determinados cortes calzan mejor o que un strapless bien hecho no requiere que se lo estén levantando toda la fiesta. Así se abren muchas mas posibilidades en el diseño.


¿Qué consejos le das a las novias cuando vienen con fotos o ideas definidas?

Siempre las asesoramos siguiendo sus preferencias. Hoy por ejemplo están súper de moda las espaldas protagonistas ¡Son divinas! ¡Las amamos y las hacemos siempre que podemos! Pero como siempre les digo “la foto que va a quedar en el living de la casa no va a ser de espalda”. Por eso es importante a veces hacerles entender que algo que les encanta en una foto, en el cuerpo de una modelo, no necesariamente es lo mejor para ellas y para disfrutar del evento. En un vestido hecho a medida suele ser mejor diseñar poniendo el foco en lo que se quiere resaltar y no en lo que se quiere cubrir.


¿Qué consejo le darías a las chicas que dudan en meterse en el proceso del vestido a medida?

¡Que prueben y lo disfruten! Que elijan una persona que las haga sentir cómodas, las entiendan y que aprovechen cada prueba, cada decisión, cada detalle porque el proceso de creación es tan importante y emocionante como el vestido en sí. Amamos lo que hacemos y estamos convencidas que éste es uno de los momentos mas lindos del casamiento.