Lujos permitidos: detalles top para tu boda

El día más especial de tu vida tiene que ser eso: especial. Por eso nos encanta poder sumar detalles exclusivos y lujosos que le den distinción y elegancia. Ahora: todos sabemos que eso es prácticamente sinónimo de gastar más dinero… Bueno, en realidad, no necesariamente tiene que ser así. Seguí leyendo para conocer nuevas ideas para aprovechar al máximo tu presupuesto con detalles top para tu boda.


Vestido de diseñador:

Entendemos que un traje Givenchy, Dior o Vivianne Westwood probablemente estén fuera del alcance de una billetera de clase media. Pero existen cientos de diseñadores independientes que hacen excelentes vestidos de novia. Y deben confiar en nosotros cuando les decimos que el placer de una pieza hecha a medida, con telas escogidas para una y de diseño exclusivo es algo realmente único.


Ambientación top:

Sillas y sillones de pana estilo francés, centros de mesa con rosas rojas, guirnaldas con strass y lentejuelas… se puede jugar con la decoración del salón para darle un aire de distinción particular. Pana roja, pétalos de rosas, espejos, cristales y hasta detalles en piedras semi-preciosas (o imitaciones) son excelentes complementos para sumar elegancia a tu salón. Otra opción menos ostentosa pero igual de fina es todo lo que tiene que ver con el minimalismo: mucho blanco, líneas rectas sencillas, contrastes con vidrio u otro color (sin llegar a lo multicolor)...


Vajilla:

Quizás ésto implique un poco más de presupuesto, pero una buena vajilla de porcelana y bellísimas copas de cristal suman tanto nivel de distinción y buen gusto a una fiesta que realmente valen la pena. Por supuesto que en este caso la idea es lograr que la decoración del salón esté a tono con la bellísima vajilla que elijan. Pero la buena noticia es que eso no será tan difícil.


Una entrada triunfal:

Alquilar una limousina, o un auto antiguo, o hasta un carruaje, es una hermosa manera de entrar a la ceremonia provocando que a todo el mundo se le caiga la mandíbula hasta el piso. ¡Un recuerdo inolvidable! Luego, para retirarse de la fiesta e ir al hotel de la noche de bodas, pueden usar también ese mismo transporte de lujo. Además… ¡es una excelente excusa para sacarse selfies y subirlas a las redes sociales en el momento!


Una joya eterna:

Te vas a casar. Es uno de los momentos más importantes y trascendentes de tu vida. ¿Qué tal si hacés de tu “algo nuevo” un auto-regalo que dure por siempre, como por ejemplo, una joya? Un hermoso dije de oro, un anillo con piedras preciosas, un pequeño diamante… todo vale, siempre que la idea sea que te quede un hermoso recuerdo de este momento para toda la vida (más allá del anillo, claro está).