Crónica de una boda

Nos conocimos hace 8 años por un amigo en común y de pura casualidad. A la semana de habernos conocido Agustín me invitó a salir y desde ese día estamos juntos. A los cuatro años de noviazgo nació Juana. A mis 5 meses de embarazo nos casamos por civil pero siempre estuvo pendiente la ceremonia religiosa. Y esa decisión llego a principios del 2017. Elegimos el mes de Diciembre para llevarla a cabo.


Queríamos elegir un lugar que nos represente a ambos y después de dar muchas vueltas optamos por hacerlo en una tosquera en Pilar, Lagos del Rocío . Tiene una playita divina en donde hicimos la recepción y un galpón muy grande donde fue la parte de la comida y fiesta. Nuestra idea era hacer algo relajado. La ceremonia religiosa fue en San Jose de Villa Marista en Pilar. El sacerdote que nos casó fue mi tío, el padre Fernando Astarloa, hermano de mi papá.


Los anillos nos los entregó Juanita ¡Ese fue un momento muy lindo y súper especial! También cuando mi prima Maitena nos cantó una canción que se llama Yo te elijo, que unos meses atrás había traducido para el casamiento de su hermana. Es una letra lindísima y ella la canta espectacular.

El vestido de novia fue toda una odisea, lo hice yo, al hacer vestidos de novia uno tiene mucha información en la cabeza y con facilidad te mareas. ¡Pasé por todos los estilos! Hasta que un mes antes me definí. Volví locas literalmente a mi mamá y mi hermana mandándoles veinte opciones todos los días. ¡Creo objetivamente que fuí mi peor clienta jaja!


A mi hermana y mi hija Juana también les hice el vestido yo.


Para mi vestido diseñé distintas etapas. Para la entrada a la iglesia tenía una sobrefalda de organza con apliques bordados que a su vez cumplía la función de cola muy larga. La levanté para todo el momento de la recepción así estaba cómoda. Pero para cuando empezó la fiesta se la saqué y el vestido me quedó con la falda de abajo que era en un tul bordado espectacular asi también lo podía lucir. Como el tema del clima fue una súper incógnita, hasta ese mismo día por las dudas de que hiciera frío me hice una capa en lino y gasa devore. Una para mí y otra para Juana.


Agustín, los padrinos y hermanos de ambos fueron de jaquet, los alquilamos todos en el mismo lugar. ¡Me encanta cuando están todos vestidos tan elegantes!


Durante la semana previa al casamiento la verdad que pasamos muchos nervios porque ese sábado estaba pronosticado tormenta y tornados ¡Nos queríamos morir! Habíamos elegido ese lugar principalmente por la playa que tiene, la vista a la laguna y la onda de estar afuera con los pies en la arena. Sinceramente plan B no teníamos, asique nada, fue rezar y pedir que salga lo mejor posible. Ese día nos juntamos con mi hermana, mi mamá y mi hija en el Sheraton de Pilar a cambiarnos. Me acuerdo que mientras la peinaban y maquillaban a mi hermana yo veía por la ventana como diluviaba ¡Quería llorar! Pero a las 2 de la tarde ocurrió el milagro, salió el sol. ¡No lo podía creer! Entraba a las 5:30 de la tarde, gracias a Dios (y a mi papá, que yo siempre digo que fue su manera de hacerse presente) pudimos disfrutar de la ceremonia y después de la recepción, sin que nadie se moje. ¡Entramos al salón y el cielo se cayó literalmente! Pero no nos importó porque ya estábamos todos adentro secos y a salvo.



Listado de Proveedores:

Fiesta: Lagos del Rocío

Catering: Bertagni

Vestido: Lucila Astarloa Haute Couture

Ramo y tocado: Vivificadas

Maquillaje y peinado: Pily Pegoraro

D.J: Tucu Ledesma

Ropa de etiqueta: Vitturi Sastrería

Participaciones: Imprenta Igarreta

Foto: Estudio A+ por Achu Arias

Video: Dos Clavos