Crónica de mi casamiento por Pali Ferrando

Nos conocimos hace 5 años en un boliche de capital. Ese mismo día me busco por facebook y no lo acepté porque estaba de novia.

Unos meses después corté, lo tenía en solicitudes pendientes y lo acepté. Me invitó a salir y ese viernes fuimos a tomar algo a un bar.


¡Salimos durante dos semanas casi todos los días hasta que se fue de viaje por trabajo por 4 meses!

Cuando supe que volvía le escribí para vernos y al mes nos pusimos de novios.

Tres años después nos fuimos a vivir juntos y a los meses me propuso casarnos.

¡Un año más tarde nos casamos!


¡El proceso de preparación para el casamiento fue lindísimo!

Elegimos casarnos en Santa Rita y Espacio pilar. El salón no dudamos en ambientarlo con Pieres Michelson.

De fotógrafo elegimos los dos por mutuo acuerdo a Nico Pannunzio y el video elegimos a Finales Felices. ¡Ambos fueron un éxito!

Después degustamos el catering de Fava junto a familia y amigos y confirmamos ese mismo día. De dj a Mumu Camardón que lo habíamos escuchado y siempre nos encantó.


Mi proceso fue un poco más complejo que el de él por el diseño de vestido, zapatos, maquillaje, tocado, ramo y peinado.

¡El vestido lo hizo Sole Zimmer que fue la única dispuesta a cumplir con todas mis locuras! Principalmente el desafío de lograr una capa en degradé de blanco a rosa viejo.

Los zapatos los hizo Roma que diseñó un zapato específico para mí, que sea cómodo para que dure toda la noche pero a su vez un diseño que me encante (Y cuidando los centímetros de altura para no pasar al novio).


A mi vestido le agregamos apliques de Niam, también hechos a medida, combinados con el tocado de la misma marca. Quedó todo espectacular, felíz con el look final.

Para el civil me maquillé yo misma y Sarita Pereyra lo hizo para la fiesta.

Para la ceremonia religiosa me maquilló Giuli de Kahle y en ambas ocasiones me peinó la grosa de Manu Varela.

Mi ramo lo hicieron las chicas de Lei ambientaciones, así como los boutonnières de novio y padrinos.

No quería un ramo de moda, sino más bien algo etéreo, elegante así que elegimos calas.


¡¡Fue un éxito rotundo!! Estoy profundamente agradecida a todos los que fueron parte de este proceso y esta noche tan espectacular que nunca voy a olvidar.